Thumb sm
Asma'adin gate
Harar
By Rodrigo Jardon
23 Aug 2018

Gate of Asma'adin. Walled City of Harar.

Thumb sm
Hamar tribe
South Omo Valley.
By Rodrigo Jardon
23 Aug 2018

Hamar tribe community. South Omo Valley.

Thumb sm
Harar streets
Harar
By Rodrigo Jardon
22 Aug 2018

Alleys of the walled city of Harar.

Thumb sm
Eid al-Adha in Harar
Harar
By Rodrigo Jardon
22 Aug 2018

Eid al-Adha "Festival of Sacrifice", the second of two Islamic holidays celebrated in Harar

Thumb sm
Harari girl
Harar
By Rodrigo Jardon
22 Aug 2018

Girl playing with a gun in the alleys of the walled city of Harar.

Thumb sm
Dassanech tribe
Omorate
By Rodrigo Jardon
18 Aug 2018

Blind Woman of the Dassanech tribe. Omorate.

Thumb sm
Hamar tribe
South Omo Valley
By Rodrigo Jardon
18 Aug 2018

Head of community at Hamar tribe. South Omo Valley.

Thumb sm
Dassanech tribe
Omorate
By Rodrigo Jardon
18 Aug 2018

Family of the Dassanech tribe. Omorate.

Thumb sm
Karo tribe
Omo river
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Child of the Karo tribe. Bank of the Omo River.

Document thumbnail
Hamar tribe
South Omo Valley
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Girl from the Hamar tribe. Mago National Park.

Thumb sm
Karo tribe
Omo river
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Warriors and child of the Karo tribe. Bank of the Omo River.

Thumb sm
Karo tribe
Omo Valley
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Young people of the Karo tribe hold a camera. Bank of the Omo River.

Thumb sm
Hamar tribe
South Omo Valley.
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Maza Men of the Hamar tribe are decorated for the ritual of the "Bull Jumping". South Omo Valley.

Thumb sm
Bull Jumping at the Hamar tribe
South Omo Valley
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Women during the "Bull Jumping" ritual, Hamar tribe. South Omo Valley.

Thumb sm
Hamar tribe
South Omo Valley
By Rodrigo Jardon
17 Aug 2018

Warrior of the Hamar tribe. South Omo Valley.

Thumb sm
Mursi tribe
Omo river
By Rodrigo Jardon
16 Aug 2018

Woman and child, Mursi tribe. Mago National Park.

Thumb sm
Mursi tribe
Mago National Park
By Rodrigo Jardon
16 Aug 2018

Warrior of the Mursi tribe. Mago National Park.

Thumb sm
Mursi tribe
Mago National Park
By Rodrigo Jardon
16 Aug 2018

Warrior of the Mursi tribe. Mago National Park.

Thumb sm
Mursi tribe
Omo Valley
By Rodrigo Jardon
16 Aug 2018

Mursi tribe child. Mago National Park.

Thumb sm
Mursi tribe
Omo Valley
By Rodrigo Jardon
16 Aug 2018

Family of the Mursi tribe. Mago National Park.

Thumb sm
Stone-hewn church
Lalibela
By Rodrigo Jardon
12 Aug 2018

Interior of a stone-hewn church in Lalibela.

Thumb sm
Sample media
ITALY -ROME- REFUGEES- EVICTION
Rome
By Christian Minelli
24 Aug 2017

Italy, Rome: A woman fells on ground after being hit by a water cannon used to disperse refugees who were evicted from a palace in the center of Rome on August 24, 2017. The UN's refugee agency (UNHCR) voiced "grave concern" over the eviction of 800 people from a Rome building squatted mainly by asylum seekers and refugees from Eritrea and Ethiopia. Almost 200 people expelled from the building sleep on the streets from 19 of August.

Thumb sm
My Grandma Wore Tattoos: A Trip to th...
Lalibela
By Lola García-Ajofrín
12 Feb 2016

The Christian elder women from the village of Lalibela, in Ethiopia, do their tattoos along their necks and faces, mixing aesthetics, tradition and faith in a practice that goes back for centuries. "Because of the mixture of Christianity, Islam, Judaism, indigenous religions and traditions, Ethiopia has a great variety of modifications of the body and body decoration practices, including scarification and tattooing," says anthropologist Margo DeMello, in the book "Tinting: tattoos and body art around the world, "which argues that Coptic Christians sport tattoos since ancient times in Egypt and Ethiopia. It is also the case of Ethiopian Jews living in soil, which is tattooed to blend and "to move to Israel in the 80s and 90s, they are had to delete, since Judaism forbids", DeMello tells.

In one of the few Tattoo studios in Addis Abeba, the capital of Ethiopia, Zelanem, a young designers says "even my grandma wore one".

(AVAILABLE IN ENGLISH AND FRENCH UPON REQUEST)

Las ancianas cristianas de la ciudad santa de Lalibela, en Etiopía, lucen tatuajes en cuello y rosto, en una mezcla de estética, tradición y fe. Hacemos repaso de los hallazgos más remotos de esta práctica con al menos 5.000 años

Zelalem tatúa crucifijos y vírgenes María, bajo la luz de un flexo en “Zola Tattoo”, uno de los pocos estudios de tatuajes de Addis Abeba, la capital de Etiopía. Bromea con su nombre encaja a la perfección con su trabajo. Zelalem significa “siempre”.

En un marco, en la pared de su estudio, cuelgan fotografías de sus últimas creaciones con la aguja: una corona de espinas sobre un Cristo afligido tiñe un hombro; unas manos con un rosario adornan un brazo; hay espaldas decoradas con crucifijos y torsos con ángeles y santos. “Todos me piden motivos religiosos o cosas sobre sus madres”, admite, sonriente. De vez en cuando, los hay que llegan con diseños de famosos que encuentran en internet, “sobre todo, los del rapero Rick Ross”, matiza sonriente. Nuevas formas de ejercer viejas prácticas.

Abuelas con tatuajes

En Etiopía, los cristianas ortodoxos han teñido sus manos y rostros con pequeños crucifijos, durante generaciones. La abuela de Zola lucía un tatuaje en la cara. Era un cruz hecha a mano, en negro azulado, que destacaba tímidamente sobre su piel tostada. Un símbolo de su enorme fe y un poco de coquetería, admite.

Aunque los tatuajes llenan los bancos de las iglesia etíopes, apenas existen ofertas profesionales para tatuarse: “No se pueden conseguir ni materiales; a mí me los envía mi hermano que está en Italia”, explica el dibujante. Y la mayoría sigue tatuándose en casa, de la forma tradicional. En Etiopía, el tatuaje es algo más que una moda.

“Debido a la mezcla de Cristianismo, Islam, religiones indígenas y tradiciones, Etiopía tiene una gran variedad de modificaciones del cuerpo y practicas de decoración corporales, incluida la escarificación y tatuaje”, explica la antropóloga Margo DeMello, en el libro “Tintado: tatuajes y arte corporal alrededor del mundo”, donde argumenta que los cristianos coptos lucen tatuajes desde tiempos inmemorables en Egipto y Etiopía. También es el caso de los judíos que residían en suelo etíope, que se tatuaron para mimetizarse y, “al mudarse a Israel, en los 80 y 90, se los tuvieron que borrar, puesto que el Judaísmo lo prohíbe”, narra DeMello.

En Lalibela, la segunda ciudad Santa de Etiopía, es casi imposible no cruzarse con ancianas con tatuajes en cuello y rosto. Suelen llevar la cruz copta dibujada, casi siempre en frente o mejilla. En la iglesia de San Jorge, a la salida de misa, tres simpáticas señoras ataviadas de blanco, que pasan el rato al sol, comentan divertidas que ellas llevan tatuajes “desde hace muchos años”. Un turista, de veintitantos, cámara al cuello, posa frente a la impresionante iglesia escavada y presume de cruz copta en el brazo, bajo la manga corta.

Tatuajes cristianos

Existen varias teorías que explican esta vetusta moda. Desde que el cristianismo llegara a la región, “los cristianos ortodoxos de Egipto, Etiopía y Eritrea, empezaron a llevar tatuajes coptos para demostrar su fe, tales como cruces en la frente”, narra DeMello. En Egipto, “los coptos se han sentido como una minoría reprimida –se cree que representan alrededor del 10% de la población del país— y sus tatuajes pueden servir como forma de identidad comunal en un país que tiene una historia de fricción sectaria”, argumenta Theodore May, en el ‘Global Post’.

Para Jennifer A. Johnson, que escribe al respecto en la web ‘Christianity Today’, aunque en el antiguo Egipto la práctica del tatuaje se remonta a 2.000 años antes de Cristo, ya en el Imperio Romano, era una práctica degradante utilizada como marca para esclavos y criminales. Y es en el siglo VII, con la llegada del Islam a Egipto “y al convertirse los cristianos en minoría perseguida, cuando la práctica copta del tatuaje emerge”. Cita al estudioso copto Otto Meinardus: “En tiempos de persecución, el tatuaje de la cruz ha dado fuerza a los fieles y ha hecho que sea imposible para ellos negar su fe.”

De un modo u otro, los pueblos de distintas partes del mundo han utilizado sus cuerpos como lienzos desde el Neolítico. “Se cree que la palabra ‘tatuaje’ se originó en la Polinesia y procede del término ‘tatau’ que significa ‘marcar”, explica Sharon Guynup, en ‘National Geographic’.

5.000 años de tatuajes

El primer tatuaje del mundo del que se tiene constancia es de hace 5.000 años y se encontró en Europa. En 1991, dos alpinistas alemanes, el matrimonio Simon, disfrutaban de una jornada deporte en los Alpes, en la frontera entre Austria e Italia, cuando se toparon con un cadáver. El cuerpo se conservaba en tan buen estado que pensaron que era reciente. La investigación determinó que correspondía al de un hombre que vivió entorno al 3.300 a. C.

Debido a su excelente conservación, el hallazgo permitió a los investigadores saber más sobre los europeos de la Edad de Cobre. Determinaron cómo vestía e incluso la última comida que ingirió aquel hombre: ciervo, salvado de trigo, raíces y fruta. Pero uno de las hechos más llamativos que revelaron los Rayos X es que Otzi o el Hombre de Hielo, como después se le denominó, lucía tatuajes. En concreto, 57 rayas paralelas repartidas por muñeca, espalda y piernas. Su cuerpo se conserva a 6º en el Museo de Arqueología del Tirol del Sur, en Italia. No es la única momia tatuada.

Momias con tatuajes, en Egipto, Perú o Siberia

Hasta que se descubrió el cuerpo de Otzi, que supone la piel tatuada más antigua del mundo, las evidencias de tatuajes más remotas se situaban en Egipto. La momia de Amunet, el cuerpo de una sacerdotisa que vivió en torno al 2.000 a.C., era, hasta entonces, la momia con tatuajes más antigua. Su cuerpo lucía líneas y puntos tatuados, alrededor de manos y brazos, como si fueran pulseras. En Egipto se han encontrado otros cuerpos decorados, todos de mujeres, varios en el abdomen, por lo que se cree que simbolizaba la fertilidad.

También conocían el arte del tatuaje los pueblos nómadas escitas de Irán y del Cáucaso. En 1993, en los montes Altái de Siberia, en Rusia, se halló la momia de la Princesa de Ukok, que vivió durante el siglo V a.C. Presentaba tatuajes en forma de animales por todo el brazo. Gracias al hielo y la altitud, habían sobrevivido casi intactos durante 2.500 años. Cerca de su cuerpo se encontraron enterrados seis caballos y otros dos hombres, también con tatuajes.

Y en 2006, se encontró una momia tatuada en Perú, en la provincia de Trujillo. Correspondía al cuerpo de la Dama de Cao, la única mujer dirigente que se conoce que tuvo el antiguo Perú. Lucía figuras de arañas, serpientes y caballitos de mar, tatuados en manos, pies y brazos.

Paradójicamente, se cree que fue con la llegada de los cristianos europeos a otras tierras cuando la práctica del tatuaje decayó. Lo que para unos era un símbolo de fe, para otros se consideró pagano.

Thumb sm
Ethiopia women tattoos 03
Lalibela
By Lola García-Ajofrín
10 Dec 2015

In Lalibela, Christians display tattoos, following a mix of tradition, faith and aesthetics. This practice started centuries ago.

Thumb sm
Ethiopia women tattoos 01
Lalibela
By Lola García-Ajofrín
06 Dec 2015

When this Ethiopian Christian woman in her late seventies, who prefer doesn't says here name, was a young girl, she inked her neck "like a sign of faith and to become beautiful", she explains with a big smile. "My friends did also". In Holy City Lalibela, in Ethiopia, many of the all women wear Christian Tattoos. She arrives with two friends, three women also in her seventies who also wear tattoos. One of them a black cross on the forehead. They were on white because the morning mass in the astonishing St. George's Church has just finished and they have been sitting in the sun for a chat. In Lalibela, Ethiopia, Christians wear tattoos as a tradition that started centuries ago. It is not a new trend. The world's first tattoo on record is 5,000 years ago and it was found in Europe.

Thumb sm
Ethiopia women tattoos 02
Lalibela
By Lola García-Ajofrín
06 Dec 2015

In Lalibela, Christian eld women have their necks and faces covered with tattoos, a practice from centuries ago. But Islam, Jewish and other indigenous faiths contributed to a variety of tattoo traditions. When they were young girls, they inked her neck "like a sign of faith and to become beautiful". In Holy City Lalibela, in Ethiopia, many of the all women wear Christian Tattoos. They were on white because the morning mass in the astonishing St. George's Church has just finished and they have been sitting in the sun for a chat. In Lalibela, Ethiopia, Christians wear tattoos as a tradition that started centuries ago. It is not a new trend. The world's first tattoo on record is 5,000 years ago and it was found in Europe.

Thumb sm
Ethiopia women tattoos 04
Lalibela
By Lola García-Ajofrín
06 Dec 2015

In Lalibela, Christians display tattoos, following a mix of tradition, faith and aesthetics of a practice from centuries ago.